Con las debidas cautelas, pues la Ley se modifica constantemente, como idea general…

Las aportaciones o primas satisfechas que se pagan a cualquiera de nuestros Seguros, no gozan de ninguna deducción en la base imponible del IRPF ni dan derecho a ningún tipo de reducción.

Únicamente en aquellos seguros que se tengan vinculados a una hipoteca, dejando a la entidad Bancaria como primeros beneficiarios, podrá ponerse las primas abonadas, como parte del gasto ocasionado por la hipoteca.